domingo, 18 de diciembre de 2016

13 consideraciones en el desarrollo de una política de créditos



Es cada vez más escaso el número de empresas, incluidas las pymes, que no cuentan con una política de créditos formalizada en mayor o menor medida. El hecho de formalizarla permite definir con claridad las reglas del juego dentro de la organización y agilizar sus actividades comerciales.

Pero la política de crédito no debe preparase en el aislamiento del departamento financiero, sin las referencias o la influencia de circunstancias externas.


Debe tenerse en consideración muchas más cosas en el desarrollo de una política de crédito como:



  1. La posición de la compañía en el mercado.
  2. El capital necesario para financiar las ventas.
  3. Las condiciones de crédito que la compañía obtiene de sus proveedores.
  4. Definición de clientes (tipología y tamaño).
  5. Margen neto disponible.
  6. Cualquier acuerdo especial, incluyendo plazos más largos o anticipos.
  7. Presión de la competencia (por ejemplo, ¿qué están haciendo los otros?).
  8. El tipo y la naturaleza de los productos suministrados. Por ejemplo, cuando más corta la vida  del producto, más corto debería ser el plazo de crédito  (un comprador podría perder interés en pagar unos productos de los que ya no dispone).
  9. Valoración crediticia de los clientes.
  10. Ciclo de caja de los clientes. Los plazos de crédito deben estar adaptados a los ciclos de caja habituales del mercado.
  11. Las ventas estacionales pueden ser mayores en algunos periodos del año.
  12. Incentivos para incrementar las ventas podrían incluir facilidades extra de crédito.
  13. La existencia de alguna cobertura para la exposición de crédito.

Nota: Post basado en la documentación promovida por la FECMA, la Federación de Asociaciones Europeas de Credit Managers. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario